El combustible representa aproximadamente el 35% del gasto total de una flota de vehículos pesados. Es por ello que una reducción, por pequeña que sea, puede tener un gran impacto en los costes finales.

Pensando en la importancia de este ahorro para los transportistas, Cepsa ha desarrollado su nueva gama de lubricantes Traction de alto rendimiento, identificados con el sello ‘Fuel Economy‘, que contribuyen al mismo tiempo a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para facilitar el cálculo del ahorro anual que puede proporcionar cada uno de los productos disponibles, el grupo ha desarrollado una herramienta digital en la que el cliente puede introducir el número de vehículos de la flota, el kilometraje y consumo medio, y el precio del carburante, para obtener los datos exactos.

Una de las principales ventajas de estos lubricantes es que ayudan a incrementar la eficiencia y fiabilidad del vehículo, protegiendo el motor y los componentes. De hecho, consiguen reducir la formación de depósitos y lodos, asegurando la protección del turbocompresor y los sistemas de post-tratamiento de gases, lo que garantiza una mayor vida útil del motor.

Asimismo, destacan por sus aditivos detergentes y antidesgaste, lo que minimiza al máximo la degradación del aceite, favoreciendo una mejor lubricación y funcionamiento del vehículo.

Cuatro líneas de productos

Dirigida a todo tipo de flotas, tanto de vehículos nuevos como antiguos, y de cualquier tipo de motorización, la gama cumple con las últimas homologaciones y los más altos estándares de calidad. Está compuesta por cuatro líneas de productos, adaptados a las necesidades específicas de los diferentes clientes.

La primera es la Traction Pro, que incluye productos ‘premium’ sintéticos adaptados a los requisitos más exigentes en el mercado americano y europeo. Su tecnología de aditivos de bajo contenido en cenizas los convierte en la mejor elección para vehículos con sistemas de post-tratamiento de gases.

Le sigue la Traction Advanced, desarrollada para los motores Euro VI y anteriores. Tanto el Advanced LS 10W30 como el LS 15W40 son lubricantes sintéticos que cumplen con la normativa API CK4 y son igualmente válidos para motorizaciones anteriores.

En cuanto al Traction Max, ha sido diseñado para los vehículos con motores Euro V o anteriores, sin sistemas de post-tratamiento de gases. Además, ha sido reformulado para cumplir con las mayores exigencias de oxidación que se solicita a los productos categorizados como Acea E7.

Por último, los lubricantes Traction son los más genéricos de la gama y están adaptados a las motorizaciones Euro IV y anteriores, con unos requerimientos menos exigentes.