Cepsa refuerza su oferta de estaciones de servicio enfocadas al sector profesional y consolida su presencia en las principales vías de transporte del área norte del país, gracias a la adquisición de la compañía vizcaína IS-XXI.

La operación incluye la compra de cinco instalaciones de suministro situadas a pie de las principales vías de comunicación en Navarra, Álava y Gerona, así como su sistema de tarjetas, con cobertura en más de 200 estaciones de servicio de España y Francia, y una base de más de 6.000 clientes profesionales.

De todas ellas, tres están ubicadas en Navarra, una más en Álava y la última en la localidad gerundense de Vilamalla, con lo que cubren puntos estratégicos de la A-1 y la A-2, dos de los principales corredores de transporte pesado en el norte de la península, que enlazan Portugal, España y Francia.

Las cinco gasolineras adquiridas están orientadas a cubrir las necesidades de los profesionales del transporte y están equipadas con servicios esenciales para los conductores como parking, además de surtidores de gran capacidad para un suministro más ágil y tiendas.