Adif ha adjudicado a Cepsa y Galp el contrato para el suministro de gasóleo B en 2018 y 2019 por un importe global estimado de 128.917.139,2 euros.

El administrador público de la infraestructura pública estima que el consumo anual de gasóleo B exento como combustible en el transporte ferroviario a los puntos de la red de aprovisionamiento de Adif y vehículos ferroviarios alcanzará los 85,2 millones de litros anuales.

Al tiempo, el consumo de gasóleo B bonificado para su utilización en grúas portacontenedores y otros motores y vehículos no autorizados para circular por vías públicas se calcula en 0,7 millones de litros por año

Cepsa quedará al cargo del suministro de gasóleo en la Comunidad de Madrid,Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Navarra, País Vasco, La Rioja, Asturias y Galicia, mientras que Galp se encargará de llevar gasóleo a Murcia, Valencia, Aragón y Cataluña.

Para fijar el precio a que se suministrará el combustible se tendrán en cuenta el precio medio de la semana anterior a la del pedido de suministro de las cotizaciones internacionales del gasóleo B en los dos principales mercados diarios europeos, así como los costes de logística y distribución para situar el producto en los depósitos de Adif y vehículos ferroviarios fijados de antemano en un diferencial para cada contrato.