Traton y Navistar International Corporation han cerrado definitivamente el acuerdo de fusión a primeros de este mismo mes de noviembre, tras una larga negociación iniciada con la oferta de compra lanzada el pasado mes de febrero por la europea y perfilada con el principio de acuerdo de octubre.

De esta manera, el conglomerado de vehículos industriales del grupo Volkswagen se convertirá en el propietario de todas las acciones ordinarias en circulación de Navistar que aún no son de su propiedad a un precio en efectivo de 44,50 dólares por acción, unos 37,64 euros al cambio por título.

Trato actualmente posee el 16.7% de las acciones ordinarias en circulación de Navistar, compañía estadounidense con la que tiene en marcha una alianza estratégica desde 2017 para generar economías de escala en compras y potenciar la integración de las nuevas tecnologías.

Ambas compañías esperan que la transacción se cierre a mediados de 2021, aunque está sujeta a la aprobación de los accionistas de Navistar, las condiciones de cierre habituales y las aprobaciones regulatorias.

De igual manera, los principales accionistas de la compañía norteamericana, Icahn Capital LP y MHR Fund Management LLC, han acordado votar a favor de la operación, con la que se pretende crear una empresa global bien posicionada para beneficiarse de un rendimiento de marca mejorado, mayor innovación y presencia global consolidad en los principales mercados de vehículos comerciales e industriales del planeta.