Paso fronterizo de la Junquera

El sector se siente «hastiado» por el hecho de que ante cualquier tipo de reivindicación se recurra al «corte indiscriminado de carreteras«.

La Confederación Española de Transporte de Mercancías, CETM, ha recalcado los «cuantiosos daños económicos» que pueden ocasionar al transporte las movilizaciones convocadas este viernes 21 de noviembre en Cataluña.

Esta región cumple un papel estratégico para el sector, puesto que La Junquera, en Gerona, es el principal corredor de camiones entre España y la Unión Europea. Por él, circulan a diario más de 20.000 camiones, pero podría quedar paralizado de forma ilegal por las protestas.

Los bloqueos previstos pueden suponer unas pérdidas de facturación de hasta 25 millones de euros. De ellos, 15 corresponderían al transporte internacional y el resto al nacional, regional y local.

El sector, que ya ha sufrido pérdidas millonarias como consecuencia de los bloqueos protagonizados por los chalecos amarillos en Francia, se siente «hastiado» por el hecho de que ante cualquier tipo de reivindicación se recurra al «corte indiscriminado de carreteras«, con la consecuente paralización de su actividad.

Desde CETM, han pedido tanto al Gobierno como a la Generalitat de Cataluña un plan de control y vigilancia para poder realizar su trabajo con normalidad. En este contexto, exigen que se persiga a los que realicen este tipo de acciones y se les haga responsables de las pérdidas.

Su intención es realizar una evaluación de los daños y perjuicios que estas protestas ocasionen a las empresas de transporte de mercancías, para presentar las reclamaciones oportunas ante las autoridades correspondientes.