La Dirección General de Transportes y Movilidad de la Comunidad de Madrid ha actualizado el documento de medidas preventivas y recomendaciones para el desarrollo de la actividad del transporte y la logística una vez finalizado el estado de alarma.

El principal objetivo es garantizar la seguridad de los profesionales del sector, para lo que se debe realizar una correcta limpieza y desinfección de los vehículos y de las instalaciones.

En cuanto a la protección personal, se recomienda el uso de geles hidroalcohólicos y se recuerda que el uso de mascarilla es obligatorio si viaja más de una persona, así como en los procesos de carga y descarga o en el intercambio de documentación.

Carga y descarga

En esta línea, el documento incide en que es necesario evitar en la medida de lo posible la intervención del conductor en las labores de carga y descarga. En CETM-Madrid, sin embargo, creen que no debe ser sólo una recomendación sino una prohibición con carácter obligatorio y general, salvo excepciones por el tipo de servicio.

Desde la Confederación, recuerdan que siempre ha sido una de las principales causas de ineficiencias en la cadena suministro, unido a las paralizaciones que sufren los vehículos en los centros de carga y descarga, ya que además del retraso que genera, limita a los conductores sus tiempos de descanso y sus jornadas de conducción.

Lamentablemente, la situación sigue empeorando y el abuso por parte de los cargadores se está convirtiendo en algo generalizado, según denuncian. En otro orden de cosas, la Comunidad de Madrid contempla que puedan volver a ocuparse todas las plazas del vehículo y recomienda la renovación periódica del aire a través de las ventanillas, evitando el uso de los medios de climatización.

Asimismo, no se debe prestar servicio si el profesional ha sido diagnosticado de Covid-19 y es fundamental seguir todas las indicaciones e instrucciones de la Consejería de Sanidad para no poner en peligro las cadenas logísticas.