Puerto de Ceuta

Se rebajará el IPSI en el mismo porcentaje para no perjudicar a las empresas locales.

Ceuta implantará una nueva tasa sobre las mercancías que llegan a la ciudad y sean susceptibles de terminar en Marruecos. En concreto, el tipo de gravamen que propondrá la Consejería de Hacienda a la Asamblea autonómica asciende al 0,6% del valor declarado de los productos.

La administración ceutí ya aprobó en febrero el cobro de 0,15 euros por cada kilo de ciertas mercancías, como ropa, artículos de tapicería, calzado o ropa de cama, con señales de uso o que se presentasen a granel, en balas, sacos, bolsas o fardos, pero dicha tasa no ha llegado a aplicarse.

En la nueva redacción, quedarían exentos los productos que de forma evidente no entran en el círculo comercial que finaliza en Marruecos, como los materiales de construcción o los vehículos. En general, las mercancías que llegan a Ceuta con destino a Marruecos son productos de origen asiático con poca diferenciación respecto a la calidad, pero sí respecto al precio.

Para no perjudicar a las empresas locales ni propiciar un incremento de los precios, la ciudad rebajará en el mismo porcentaje, 0,6%, el tipo del Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI), que es el equivalente local al IVA a tipos reducidos.

El objetivo de la tasa es financiar los servicios de transporte de determinadas mercancías en régimen de viajeros a través de los espacios cercanos a la frontera con Marruecos. De este modo, se calcula que podrán conseguir alrededor de tres millones de euros cada ejercicio.