La manifestación convocada por CGT para denunciar «el expolio social y económico» que supone la «venta» de las empresas públicas de ferrocarril y aeroportuarias a empresas privadas, ha recorrido este sábado 18 de octubre las calles del centro de Madrid, reuniendo a más de 3.000 personas según fuentes sindicales.

El secretario del sector ferroviario de CGT en España, Andrés Álvarez, ha afirmado en el transcurso de la misma que se posicionan «en contra de todas las legislaciones» que el Gobierno está sacando para «la privatización, desmantelamiento y privatización de nuestras empresas».

Además, desde el sindicato han denunciado que con estos movimientos «lo que quieren es expoliar las empresas públicas», después de los «más de 6.000 puestos de trabajo» que se han perdido en el sector ferroviario.

Aeropuertos «muy rentables»

En la misma línea, el secretario general de la sección sindical de CGT en Aena, Juan Antonio Andrés, se ha referido a la salida a bolsa de la entidad pública empresarial, de la cual ha dicho que supone «un robo» cuando los ciudadanos vean que «los aeropuertos son muy rentables».

«El turismo entra en España por los aeropuertos, principalmente. Supone más de un 10% y va a pasar a manos privadas. Es una golosina», ha indicado el secretario después de acusar al Gobierno de «exigir muy poco» a las tres empresas que han optado por entrar en el capital de Aena.

La manifestación, que ha salido a las 12.00 horas desde Atocha y según CGT ha contado con la presencia de más de 3.000 personas, ha finalizado hora y media más tarde en la Puerta del Sol, donde se ha leído un manifiesto en contra de la actuación del Ministerio de Fomento y en defensa de la gestión pública de los servicios ferroviarios y aeroportuarios.

«Pagado por los propios ciudadanos»

Desde CGT también han denunciado que toda la infraestructura de vías, aeropuertos y trenes «ha sido pagada por los propios ciudadanos mediante los impuestos, y es a esta ciudadanía a la que tiene que servir en forma de transporte eficiente, público, accesible y seguro que genere trabajo».

Para el sindicato, las «empresas especuladoras beneficiadas por el expolio», están introduciendo la precariedad laboral con el visto bueno de los sindicatos del régimen, han defendido, afirmando que «se está permitiendo el saqueo de estas empresas públicas para luego tener que ser rescatadas o pagadas de nuevo por todos los ciudadanos«.

Por ello, desde CGT han asegurado que «seguirán en la calle» , llevando a cabo «cuantas movilizaciones sean necesarias para presionar y frenar el saqueo de las empresas públicas Aena, Renfe y Adif».