Huelga CGT Renfe

Huelga de CGT Renfe en julio de 2013.

CGT ha aplazado la huelga convocada en Renfe para este viernes 5 de diciembre, en vísperas del puente de la Constitución, «ante las amenazas de la empresa» de que el paro incurría en una «ilegalidad técnica».

Aunque desde el sindicato defienden que la huelga convocada era «totalmente legal» y cumplía con los requisitos normativos oportunos, han procedido al aplazamiento de la misma «con el objetivo de que la empresa no pueda causar ningún tipo de perjuicio» a los trabajadores. 

La huelga que tenía previsto desarrollar CGT este viernes era de 23 horas. Con ella, el sindicato iba a manifestar su rechazo a la entrada de operadores privados que compitan con Renfe.

Desde el sindicato, con representación minoritaria en los comités de empresa de las compañías ferroviarias públicas, ha subrayado que, pese al aplazamiento de la huelga, seguirá «peleando» por un ferrocarril «público y social».

Entre las reivindicaciones, desde CGT piden la apertura de la negociación de un nuevo convenio colectivo, que se negocie la devolución de la paga extraordinaria de diciembre de 2012 y el ingreso de nuevos trabajadores en Renfe.

En la misma línea, desde el sindicato se demandan incrementos salariales para 2015 y posteriores años, la devolución de la paga extraordinaria retenida desde diciembre de 2012, y el abono del 100% del salario por ‘incapacidad temporal’, entre otras demandas.