Chep ha cumplido 30 años en el mercado español, en los que ha conseguido expandir su negocio de forma constante y sostenida. En 1987, el fabricante comenzó a operar en España con la experiencia adquirida en el sector logístico internacional, consiguiendo en 1991 su primer millón de palets y en 1995 la certificación ISO 9001.

Durante la década de los 90, experimentó un crecimiento exponencial, destacando su entrada en el sector de la automoción o la inauguración del Centro de Servicio del municipio catalán de Bellpuig.

10 años más tarde, lanzó en España el palet Dusserldorf y puso en marcha los proyectos de colaboración en transporte con clientes, consiguiendo en 2011 que la totalidad de la madera que emplea esté completamente certificada.

Innovación y sostenibilidad

Desde su entrada en el mercado español, el fabricante ha conseguido buenos resultados en el territorio nacional, centrando su apuesta en la innovación, la tecnología y la sostenibilidad.

El ‘know-how‘ de la cadena de suministro adquirido en estos años le ha permitido adelantarse a las necesidades logísticas de sus clientes, ofreciendo soluciones como el nuevo medio palet de plástico o aplicando la realidad virtual en el sector del gran consumo.

En estas tres décadas, ha innovado en su sistema ‘pooling‘ de gestión de palets, con productos como el nuevo cuarto de palet y su sistema BlueClick, un mecanismo de anclaje que pretende mejorar la manipulación de los productos, aportando una mayor estabilidad.

Además, en 2016 el grupo ha informados sobre sus Objetivos de Sostenibilidad para 2020, que se centran en los aspectos materiales de sus operaciones y están vinculados tanto a las aspiraciones de sus clientes como a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.