Las paletas propiedad de CHEP están marcadas con inequívocas señas de identidad

La empresa navarra del sector de frutos secos Apex – Aperitivos y Extrusionados, presente en el mercado español de aperitivos desde 1979, que fabrica bajo las marcas Aspil y Abrego una amplia gama de snacks y frutos secos, ha firmado un acuerdo con Chep por el que encarga a la compañía pooling la gestión de todas sus necesidades de paletización. De este modo, el número de movimientos anuales de los palets que Chep suministrará a la compañía se incrementa de 70.000 movimientos a 187.000 movimientos anuales. 

Desde Apex han explicado que han seleccionado a Chep con el objetivo de incrementar el servicio que ofrece y reducir los costes operativos.

El modelo de Apex está estructurado en una planta de elaboración y envasado de frutos secos y snacks y una organización comercial especializada en los mercados de hostelería, de impulso, con aperitivios, extrusionados, maíz frito, y de la gran distribución. Sus productos se suministran a todas las comunidades autónomas y con la marca Ábrego, la empresa exporta a distintos países de la Unión Europea, Turquía y Norte de África.

Apex ha formado parte del Grupo Borges hasta el  2008 en el que a través de un MBO se vendió la empresa a los directivos con la participación de los fondos gestionados por Clave Mayor en coinversión con Sodena. A principios de 2011 se adquirió la empresa valenciana Papas Vicente Vidal,  que es el mayor productor nacional de patatas fritas con marca propia de capital 100% español y presente principalmente, en las principales cadenas nacionales de distribución.