El Grupo Alimentario Citrus (GAC), ha firmado un acuerdo con Chep por el que ambas compañías trabajarán conjuntamente durante los próximos tres años para mejorar las operaciones logísticas de la cadena de suministro y asegurar el respeto al medio ambiente.

El sistema pooling del operador es sostenible en sí mismo y se alinea con el modelo de economía circular, basado en compartir, reutilizar y reciclar los recursos y supone un ahorro de costes y la optimización de los procesos logísticos.

A raíz de esta colaboración, GAC ha obtenido el certificado de sostenibilidad que confirma la apuesta del grupo agroalimentario en este sentido.

Durante todo el año 2016, gracias al uso del sistema poolingla empresa alimentaria ha evitado emitir a la atmósfera 156.000 kg de CO2, lo que equivale a un ahorro en el transporte de 142.000 kilómetros en camión o, lo que es lo mismo, cuatro vueltas al mundo en camión.

Gracias al uso de palets en régimen de pool, también se ha evitado el consumo de 114.391 m3 de madera y se han ahorrado 11.233 kg de residuos, lo que se puede comparar con los desechos que generan 8.000 personas a diario.

El compromiso de Chep y GAC por crear una cadena de suministro sostenible se enmarca desde 2016 con un reto: el uso de palets cero emisiones.