China Shipping Container Lines ha encargado al astillero surcoreano Hyundai Heavy Industries la construcción de cinco megaportacontenedores con capacidad para 18.400 TEUs por una inversión total de 700 millones de dólares, 140 millones por buque.

Así, los portacontenedores encargados por Maersk Line con una capacidad de 18.000 TEUs dejarán de ser los buques más grandes del mundo. La entrega de los buques está prevista para la segunda mitad del próximo año 2014, que será cuando arrebaten a los Triple-E el título de barcos más grandes del mundo.

Estos portacontenedores de 400 m de eslora, 58,6 m de manga y 30,4 m de puntual contarán con un motor principal con control electrónico y un sistema de tratamiento de agua de mar de dos EcoBallast. 

Este motor maximizará la eficiencia del combustible y reducirá el ruido, las vibraciones y las emisiones de carbono, controlando de manera automática el consumo de combustible aunando satisfacer la velocidad de navegación y las condiciones del mar. El sistema EcoBallast puede tratar hasta 3.000 m³ de agua de mar por hora mediante la filtración y esterilización de bacterias y plancton mayor de 50 micras, mediante rayos ultravioletas.

Según informa Anave, el astillero surcoreano ha ganado todos los contratos de construcción de grandes portacontenedores desde el año pasado, entre ellos destaca un contrato para la construcción de cinco buques de 14.000 TEUs para Seaspan y de 10 buques de 13.800 TEUs para la griega Enesel.