cim del valles cimalsa

Se evaluarán los riesgos que supone la nueva estrategia y los cambios de tendencia, así como la posibilidad de modificarla.

El Consejo de Administración de Cimalsa ha adjudicado un estudio de consultoría sobre ‘La estrategia logística para la internacionalización de la economía‘ a la UTE Deloitte-Mcrit. Se inicia así la redacción de un documento que permitirá definir el modelo a seguir entre 2020 y 2040 para impulsar la consolidación del sistema logístico catalán.

Dicho modelo integrará la planificación estratégica de los actores públicos y privados relacionados con el sector de la logística y determinará las líneas de colaboración con otras regiones vecinas. En su redacción se contará con la participación de organismos e instituciones, departamentos, universidades, operadores de logística y transporte y cargadores.

Además, se analizarán las estrategias de localización y expansión, y se analizará la oferta existente y planificada de infraestructuras logísticas y de transporte comparándola con las necesidades detectadas y las proyecciones previstas. En este sentido, tendrán una gran incidencia las medidas relacionadas con la sostenibilidad, la innovación y las nuevas tecnologías en materia de movilidad.

Con todos estos elementos, se configurarán los escenarios más plausibles y se formularán las diferentes estrategias para dar respuesta a los posibles cambios. También se evaluarán los riesgos que supone la estrategia y los cambios de tendencia, así como la posibilidad de modificarla ante los mismos o poner en marcha nuevas alternativas.

Para poder alcanzar los objetivos previstos en la región, se fomentará la multimodalidad, el transporte marítimo de corta distancia y el desarrollo del Corredor Mediterráneo, que potenciarán la internacionalización de la logística sostenible catalana.

El nuevo plan incorpora asimismo una metodología de seguimiento de la estrategia mediante indicadores para evaluar su implementación y otros elementos para valorar las medidas escogidas y los resultados obtenidos. Finalmente, se propondrán las indicaciones y el modelo de gobernanza más adecuado para garantizar la colaboración público-privada.