Cimalsa invertirá 108.000 euros en el primer semestre del año para realizar mejoras en el centro logístico Logis Empordá, con el objetivo de convertirlo en un referente nacional de infraestructuras logísticas en los ámbitos de movilidad, gestión medioambiental, eficiencia y sostenibilidad.

El presupuesto se destinará a la apertura de un nuevo acceso rodado al recinto para mejorar la movilidad de los usuarios y a la renovación del alumbrado, con lo que se pretende reducir la contaminación lumínica de la instalación.

Para lograr estos objetivos se aplicarán criterios de ahorro energético. Así, está previsto que se instale tecnología LED para reducir la huella de carbono derivada del consumo eléctrico y ahorrar en la economía de explotación del recinto. Igualmente, se reestructurarán el arbolado y las zonas verdes para optimizar el consumo de agua de riego.

La inversión se produce después de que el centro haya logrado consolidarse en los últimos años. Con ella, la compañía pública catalana se acerca a sus objetivos de sostenibilidad marcados para 2020.

El centro, ubicado el municipio gerundense de Alfar, está destinado a actividades logísticas y de servicios. Tiene una superficie de total de 73 hectáreas, y está previsto que en los próximos años se amplíe su tamaño con la futura plataforma intermodal de Empordá, que tendrá conexión ferroviaria de ancho ibérico y europeo.