El cuidado medioambiental es cada vez más prioritario en la gobernanza de las ciudades europeas.

Cada vez más urbes del Viejo Continente están introduciendo áreas de bajas emisiones en las que se limita drásticamente el acceso de los vehículos más contaminantes, algo que tiene una repercusión directa en las flotas de reparto y distribución de mercancías en los entornos urbanos.

En este sentido, desde primeros de este mismo mes, se han introducido zonas de especial protección en las ciudades danesas de Copenhague, Frederiksberg, Aalborg, Odense y Aarhus.

Para llevar a cabo las labores de control en los accesos a estos espacios, las autoridades danesas utilizan sistemas de verificación automática de matrículas con cámaras que identifcan a los vehículos que entran en las ciudades.

Con carácter previo, los camiones y autobuses Euro V o superior deben registrarse electrónicamente a través del portal de bajas emisiones danés y aportar copia del permiso de circulación y ficha técnica donde se acredite su categoría Euro.

Si la ficha técnica no acredita la categoría, deberá aportarse certificado del fabricante, como certifica Froet.

Los autobuses y camiones Euro IV o inferiores para poder circular por dichas zonas deberán registrarse en la misma página web y aportar, además del permiso de circulación y la ficha técnica, la documentación que pruebe que se ha instalado un filtro de partículas o que la unidad se ha reacondicionado conforme a la norma Euro V o superior.