El aumento del comercio electrónico ha supuesto una transformación en la estrategia de ventas y en los modelos comerciales del retail, que busca su camino a través de cambios profundos en la experiencia de compra y en la extensión del modelo omnicanal que, según el análisis del desarrollador de soluciones de gestión empresarial PHC Software se centran en cinco pilares fundamentales para la digitalización del retail.

El primero de ellos se refiere al pago digital, en un contexto en el que la estrategia de venta omnicanal permite a los comercios minoristas mantenerse competitivos y adaptarse a las tendencias del mercado, con el fin de facilitar el pago digital con velocidad y seguridad.

Por otra parte, la automatización de procesos permite ganar rentabilidad y operatividad a través de herramientas que gestionan el registro de clientes, la gestión de pedidos, el control de stock o gestionar la cadena de suministro  y la facturación, con el fin de desarrollar nuevos procesos de venta y  simplificar procesos.

En tercer lugar, el análisis de los datos que se obtienen a lo largo del proceso de ventas permite conocer al detalle el comportamiento de los clientes, con el fin de facilitar la toma de decisiones en la empresa, así como para predecir la demanda y conocer las necesidades de los clientes.

Adicionalmente, con las nuevas tecnologías, la experiencia de compra se ha convertido en la piedra filosofal para fidelizar a los clientes. Un paso adelante en este sentido se centra en analizar la eficacia que las estrategias de personalización tienen sobre el cliente, para perfeccionar su impacto.

Por último, la gestión adecuada y la seguridad en la recogida de datos de carácter personal es un elemento fundamental en el e-commerce, con el que, además, los retailers pueden convertir la seguridad y la transparencia en factores claves para generar confianza y reforzar su valor de marca.