El grupo parlamentario catalán (CiU) en el Congreso ha consensuado con el grupo Popular una iniciativa parlamentaria para «favorecer el fomento del transporte ferroviario de mercancías y aumentar su uso, competitividad y eficacia«.

En concreto, ambos grupos piden aumentar la transparencia y la eficiencia del sector del transporte con la constitución de la sociedad de Renfe Mercancías como una empresa «sólida, viable y competitiva«, y de la sociedad Renfe Gestión de activos y material rodante para utilizar “cien locomotoras que se están pudriendo en las vías de las terminales, que no sirven para nada y que hemos pagado entre todos”.

Por ello, tanto CiU como PP pretenden que se utilicen estos activos para proporcionar a los operadores del mercado, sin distinciones entre operador público o privados, el material rodante en condiciones de coste de mercado y de fiabilidad.

En opinión del portavoz de Fomento de CiU, Pere Macias,  “si no conseguimos empresas eficientes y viables, sean públicas o privadas, va a desaparecer«. De hecho, aseveró, «estamos en camino de ello si no tomamos medidas urgentes, para lo cual hemos presentado la interpelación y esta moción”, aseguró este miércoles en el pleno del Congreso donde defendió la moción conjunta.

Macias recordó también que Francia y España son los dos únicos países en los que el transporte de mercancías por ferrocarril sigue cayendo, » y algo tiene algo que ver con la actividad que favorece poco la competencia de las empresas públicas de ferrocarriles”.

Así, no le extraña que la autoridad de la competencia francesa haya determinado que la SNFC ha practicado precios inferiores a sus costes (dumping) con el fin de conservar sus posiciones e impedir el acceso al mercado de las empresas privadas. “Exactamente lo mismo que nosotros denunciamos por parte de la empresa pública española Renfe”, advierte.

En consecuencia, en la moción que CiU ha presentado al pleno del Congreso se exige acometer las reformas normativas necesarias para dar cumplimiento a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que pide que España liberalice de una vez el transporte ferroviario de mercancías.

En tercer lugar, reclama que se revisen los cánones a aplicar por Adif a la circulación de trenes y a las tarifas de terminales. Finalmente, pide textualmente poner fin a las prácticas de dumping realizadas por Renfe-Operadora y en especial a la contratación de servicios de transporte de mercancías por ferrocarril por debajo de su costes.