El Grupo CLH ha cambiado su denominación por la de Exolum y, al tiempo, orienta su negocio a la descarbonización y a la transición energética, la digitalización de sus actividades y la lucha contra el cambio climático.

Así mismo, este cambio de marca surge también ayudará a la compañía en su estrategia de ampliación de su actividad al almacenamiento, gestión y transporte de nuevos productos líquidos, especialmente químicos, con operación en nuevos sectores, como son los ecocarburantes, la economía circular o el desarrollo de nuevos vectores energéticos.

En la evolución de la antigua Campsa a CLH y después a Exolum, se pretende contar con una marca fácilmente reconocible en cualquier idioma, por lo que actuará como denominación única que la empresa utilizará para todos sus negocios, actuales y futuros, tanto en España como en otros seis países.

Con ello se pretende reforzar la identificación del grupo y crear una gran marca sólida, internacional y unitaria.

En la actualidad, Exolum cuenta con más de 2.300 profesionales y opera en ocho países, que son, además de España, el Reino Unido, Irlanda, Alemania, los Países Bajos, Panamá, Ecuador y Omán gestionando una red de oleoductos de más de 6.000 kilómetros, 68 terminales de almacenamiento y 45 instalaciones aeroportuarias, todo ello con una capacidad total de más de once millones de m³.