El Grupo CLH ha implantado el mantenimiento predictivo en la gestión diaria de su red de logística.

De esta manera, la compañía pretende operar de manera más ágil, segura y eficiente, además de prevenir cualquier mal funcionamiento del sistema.

Para ello ha desplegado sistemas inteligentes de captura de información que se visualizan en cuadros de mando on-line, actualizados constantemente, y que mediante inteligencia artificial, utilizando técnicas de ‘machine learning’, se han desarrollado modelos que supervisan el funcionamiento de estos activos teniendo en cuenta las diferentes situaciones de operación lo que permite prevenir posibles anomalías y planificar acciones correctivas.

En concreto, el sistema analiza de manera continua más de 700 válvulas de control utilizadas para la carga de camiones cisterna en todas las instalaciones de CLH, así como casi un centenar de bombas de gran tamaño que mueven los diferentes productos a través de los oleoductos.

De esta manera identifica anomalías en el funcionamiento de estos equipos que suponen pérdidas de eficiencia y haciendo la operación más segura.

Estos desarrollos se han realizado utilizando metodología ‘agile’, que busca desarrollos rápidos y entregas constantes de valor.

Adicionalmente, con esta iniciativa también se ha verificado la tecnología para extenderla a otras infraestructuras donde pueda aplicarse y optimizar el ciclo total de vida de los equipos.