Buque Benjamin Frankling de CMA CGM

La naviera compensará a sus clientes sea cual sea la razón, incluyendo los desastres naturales.

Como parte de su estrategia de acercamiento al cliente, CMA CGM ha lanzado su nuevo servicio de valor añadido Serenity, mediante el que la naviera tratará de compensar a sus clientes por cualquier tipo de imprevisto, adaptándose a sus expectativas y necesidades.

Una de las ventajas de este servicio es que libera a los usuarios de numerosos trámites administrativos en caso de daños en su mercancía.  Por tanto, facilita el transporte marítimo de contenedores, haciendo este tipo de operaciones más simples y eficientes, y ayudando a gestionar los riesgos en la cadena de suministro.

Se trata de una oferta disponible a nivel internacional y accesible tanto para los  negocios como para las personas a título individual que necesiten transportar mercancía en uno o varios contenedores.

La naviera compensará a sus clientes por los daños o pérdidas durante el transporte, sea cual sea la razón, incluyendo los desastres naturales, garantizando la devolución del 100% del valor de la mercancía en menos de 30 días.

Además, su intención es seguir mejorando el servicio a lo largo de las próximas semanas para introducir ciertas novedades, como la cobertura de los costes en caso de que un contenedor se dañe durante la manipulación o la compensación a los cargadores en caso de incumplimiento de pago por parte de sus clientes.