La naviera francesa CMA-CGM ha realizado un pedido de 10 buques con clasificación ‘ice-class’ y una capacidad de 2.000 TEUs cada uno en el astillero surcoreano Hyundai Mipo.

El contrato para la construcción de estas embarcaciones, que utilizarán el GNL como combustible, se ha cerrado por un importe de 627 millones de dólares y está previsto que sean entregados a finales de septiembre de 2024.

El operador había evaluado varias posibilidades en astilleros chinos y surcoreanos para la construcción de los buques, que serán los más caros construidos nunca en el segmento de los 2.000 TEUs de capacidad.

El elevado coste se debe fundamentalmente a todas sus especificaciones, pues además de las mencionadas también tendrán que incorporar motores Megi de alta presión y deberán montarse los tanques de combustible en la cubierta.

Se cree que CMA-CGM utilizará estos buques en el Mar Báltico, tras las declaraciones de su consejero delegado, Rodolphe Saade, sobre que la naviera no utilizaría la Ruta Marítima del Norte, en la zona de Rusia, por cuestiones medioambientales.

La entrega de 13 nuevos buques este año al operador galo le ha llevado a situarse por encima de la naviera china Cosco en términos de capacidad, con 3,1 millones de TEUs. Además, ha sido muy activo en la compra de embarcaciones de segunda mano, con un total de 49 que suman 800.000 TEUs en los últimos 15 meses.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px