La naviera francesa CMA-CGM, que hasta ahora ha realizado grandes inversiones en el Gas Natural Licuado, ha dado un nuevo paso para mejorar la sostenibilidad de sus flotas a través de un acuerdo con Engie para la producción y distribución a escala industrial de gas sintético y bioGNL.

De momento, se ha puesto en marcha un proyecto inicial para la producción de bioGNL para el transporte marítimo en el puerto de Marsella, en colaboración con Métropole Aix-Marseille-Provence y Total Energies.

Además, Engie está desarrollando varios proyectos para la producción de gas sintético en los que la naviera tendrá la posibilidad de invertir, incluso mediante compromisos de compra plurianuales. En ellos, se aprovecharán diversas tecnologías, como la piro-gasificación o la metanización, utilizando hidrógeno verde y CO2 capturado.

En la actualidad, CMA-CGM ya tiene 20 buques preparados para el uso de metano que haya sido producido con electricidad procedente de fuentes renovables, y de cara a 2024, la cifra aumentará a 44. Estas embarcaciones cuentan con motores dual-fuel que están funcionando ya con GNL.

El biometano permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 67% en comparación con el combustible bajo en azufre, según los datos recabados por Engie, que también defiende que el gas sintético eliminará la gran mayoría de estas emisiones.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px