CMA-CGM ha logrado reducir un 50% las emisiones de CO2 de sus buques en sólo una década, gracias a la política medioambiental sostenible puesta en marcha por el operador, basada en la implementación de soluciones innovadoras.

Actualmente, los portacontenedores del tercer operador del mundo emiten una media de 60 gramos de CO2 por kilómetro, frente a los 120 gramos que emitían en el año 2005.

La sostenibilidad es aún mayor en los megaportacontenedores de la naviera. Este es el caso del CMA CGM Bougainville que, con capacidad para transportar 200.000 tn de mercancías en 18.000 TEUs, emite 37 gramos de CO2 por contenedor transportado.

En un contexto en el que el transporte marítimo se establece como el modo más sostenible, hasta 70 veces menos contaminante que el transporte aéreo, según señalan desde la compañía francesa, el operador ha venido implantando una serie de innovaciones en los últimos años que le han permitido superar sobradamente los objetivos marcados por la industria.

Mejoras en la hidrodinámica

Entre otras actuaciones, destacan las mejoras de la hidrodinámica y el rediseño de los buques para adaptarlos a la navegación lenta, el aumento del diámetro de la hélices para ganar eficiencia al disminuir la potencia de los motores o la eliminación de una cuchilla en estas.

Los buques también equipan nuevos sistemas para preservar los océanos, como el Fast Oil Recovery System que, en caso de accidente, reduce el tiempo de respuesta para vaciar los tanques y evitar la contaminación. 

Emisiones de CO2 de la flota propia de CMA-CGM

Emisiones de CO2 de la flota propia de CMA-CGM.

En la misma línea, todos los portacontenedores de nueva generación están equipados con un sistema de tratamiento de agua de lastre, por el que se limpian antes de su expulsión al mar.

Otras actuaciones son el sistema de navegación de la flota y soporte técnico con el que la naviera optimiza rutas, velocidades y consumo de combustible, al tiempo que garantiza la seguridad de los buques y las tripulaciones.

Nuevos contenedores ecológicos

No sólo los barcos han sido sometidos a revisión para lograr un transporte marítimo más sostenible, también los contenedores son desarrollados bajo las premisas medioambientales. 

Así, el operador fábrica y opera nuevos contenedores ecológicos que ahorran entre una y dos toneladas de combustible al día, lo que conlleva a dejar de emitir a la atmósfera entre tres y seis millones de toneladas de CO2.

En 2005, CMA-CGM fue el primer operador que decidió apostar por los contenedores con pisos de bambú, reduciendo con ello el uso de madera al tiempo que mejoraba las cualidades técnicas de los equipos.