En enero de 2020, la naviera francesa CMA-CGM ha iniciado su nueva escala semanal en el puerto de Vigo para la descarga de fruta procedente de Sudamérica. En este caso, pertenece al distribuidor Del Monte, que hasta ahora descargaba en el puerto de Marín a través de Hamburg Süd.

El tráfico de fruta, que la instalación había perdido hace una década, llega desde Costa Rica y Colombia, aunque el objetivo del operador es aumentar los volúmenes en los próximos meses al incorporar la producción de otros exportadores.

La terminal de contenedores de Termavi ha sido la encargada de recibir al Wilhem, el primer buque que opera esta conexión, que ha descargado un total de 100 contenedores en suelo vigués, principalmente de piña y plátanos, tal y como explican en el diario El Faro de Vigo.

A medida que la carga iba desembarcando, se traspasaba a una amplia flota de camiones, que se ha ocupado de su transporte hasta la nave de Dart en Marín, especializada en almacenamiento refrigerado.El objetivo de la instalación viguesa es que con las escalas del operador francés, el tráfico de este tipo de productos perecederos se sitúe entre las 70.000 y las 140.000 toneladas para finales de año.