CMA CGM megaportacontenedores

El servicio será cubierto ahora con siete buques y se eliminarán las escalas directas en el puerto de Málaga.

La naviera francesa CMA-CGM ha reorganizado su servicio Sirius, con el que conecta el Mediterráneo con la costa este de Sudamérica. Los cambios se harán efectivos desde el día 2 de diciembre, cuando el buque Maersk Lote parta de Génova para operar esta línea.

Entre ellos, destacan algunos como la retirada de uno de los buques que actualmente cubre el servicio, pasando de ocho a siete en total. También se eliminarán las escalas directas que hasta ahora se venían realizando en los puertos de Málaga y Buenos Aires, programándose en este último caso transbordos en El Salvador para los envíos desde el Mediterráneo y en Río Grande para los de Sudamérica.

En cambio, las conexiones con los puertos ubicados en la zona del Río de la Plata ofrecerán tiempos de tránsito más competitivos a través de Mercosul. También se abrirá esta línea a las exportaciones desde el puerto de Paranaguá, ubicado en Brasil. 

 En cuanto a los tiempos de tránsito desde el Mediterráneo, ascienden a 26 días entre los puertos de Barcelona y Buenos Aires, y a 25 entre los puertos de Valencia y Buenos Aires, mientras que desde la costa este de Sudamérica, el tiempo de tránsito entre Buenos Aires y Barcelona es de 33 días, igual que entre Buenos Aires y Valencia.