Los fabricantes de camiones Daimler Truck, Iveco y Volvo han unido fuerzas con las compañías energéticas OMV y Shell para crear un ecosistema adecuado para el desarrollo a gran escala del mercado de los camiones de hidrógeno en Europa.

A través de la estrategia H2Accelerate, basada en la premisa de que el hidrógeno es un combustible esencial para la total descarbonización del transporte por carretera, se pretende impulsar el desarrollo de instalaciones de producción de hidrógeno de cero emisiones, sistemas de distribución a gran escala, y una red de estaciones de servicio de gran capacidad para hidrógeno líquido y gaseoso.

Todo ello favorecerá la producción de camiones propulsados por este combustible a lo largo de la próxima década, en un intento por alcanzar los objetivos de cero emisiones de la UE para el año 2050.

En un primer momento, se espera que ciertos grupos de clientes realicen las primeras inversiones en estos vehículos para operativas en clústeres regionales o en corredores de gran capacidad que cuenten con las suficientes estaciones de repostaje.

Más adelante, se espera que dichos clústeres puedan interconectarse a través de una gran red europea, que contará con apoyo por parte de las instituciones. Esta iniciativa permitirá a los participantes trabajar juntos para encontrar financiación para proyectos en fase de precomercialización en la primera fase.

En paralelo, colaborarán con los responsables de la toma de decisiones y organismos reguladores para impulsar políticas medioambientales que ayuden a aumentar la fabricación de camiones de hidrógeno y el desarrollo de una red de repostaje para ellos.