Tal y como han informado la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y Grupo Unidos por el Canal (GUPC), consorcio integrado por la firma española Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña Constructora Urbana que ejecuta la obra de ampliación del Canal de Panamá, el pasado sábado se procedió a colocar la primera compuerta en la cámara inferior de la esclusa que se construye en el sector Atlántico del Canal.

Se trata de una estructura de acero de más de 3.000 toneladas de peso, que al igual que el resto de las 16 compuertas de la infraestructura, se ha construido en Italia por la sociedad Impregilo. Las ocho primeras compuertas ya han sido transportadas hasta Panamá para su colocación en las esclusas, operación que ha comenzado con esta colocación de la primera compuerta. Las ocho restantes llegarán en dos grupos de cuatro en el transcurso del año.

Jorge Luis Quijano, administrador de la ACP, ha indicado que el proceso «se ha llevado con total seguridad para garantizar que la estructura de acero, pudiera bajar por las empinadas rampas de concreto construidas especialmente para trasladar las compuertas en seco hacia las cámaras de las esclusas«.

Sin más retrasos

Se trata del primer traslado de una de las ocho compuertas que ya están en Panamá, desde el Muelle Davis habilitado para su recepción y almacenamiento, hacia la cámara baja lado oeste de la nueva esclusa de Gatún, en el sector Atlántico, en donde se ubicará de forma temporal hasta su definitiva instalación prevista para el último trimestre de este año.

La movilización de las compuertas desde el muelle de desembarque hasta las cámaras de las esclusas permite abrir espacio para la llegada de las próximas estructuras.

Las compuertas del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá utilizan una tecnología, ya implementada en otros países, y en lugar de ser abisagradas como las actuales, serán deslizantes. Esto facilita además su futuro mantenimiento y permite que el proceso de apertura y cierre de las compuertas sea tan solo de entre cuatro y cinco minutos.

Está previsto que la ampliación concluya a finales del 2015, en vez de la fecha inicial prevista para octubre de 2014, después del retraso de GUPC por falta de fondos, una paralización por las reclamaciones de sobrecostes por parte del consorcio y una huelga de obreros.

Estas reclamaciones económicas planteadas por el Consorcio, serán resueltas mediante un arbitraje lo que ha permitido que las obras hayan continuado sin más retrasos en las últimas semanas hasta alcanzar el 70% del total de la obra.

La inversión total prevista para la ampliación de su canal con un tercer juego de gigantescas esclusas, suponen unas inversiones de unos 5.250 millones de dólares, unos 3.880 millones de euros, lo que permitirá duplicar la capacidad de transporte de carga de los buques que atraviesen el canal, desde los 300 a 600 millones de toneladas anuales.