carretera Ibiza

El 18 de septiembre, ha comenzado el juicio contra el convenio colectivo del transporte de mercancías en la Región de Murcia, que fue aplazado en julio a petición de la parte empresarial, Froet.

En julio de 2013, el sindicato CCOO presentó una demanda en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia contra el convenio colectivo de mercancías de la Región, al considerar que su contenido está «plagado de irregularidades» y que, en él, se contemplan unas condiciones de trabajo que «supone una vulneración de derechos fundamentales», según afirma la organización.

En concreto, la identificación de la cabina del vehículo como un alojamiento adecuado para «evitar el abono de las dietas», o la imputación de las multas de tiempos de conducción en la nómina de los trabajadores, «situación expresamente prohibida por el Estatuto de los Trabajadores», por suponer una sanción de haberes, son algunos de los ejemplos que CCOO cita para sustentar su demanda.

Además, también se demanda la «invasión» de la negociación de ámbito superior al regular materias como el régimen disciplinario y el sistema de contratación, algo que supone «una vulneración de la ley».

«Un texto de convenio que fue admitido por la autoridad laboral, sin considerar que está plagado de irregularidades», ha recalcado CCOO que también ha hecho mención a los «recortes» en las condiciones sociales recogidas en el anterior convenio.

Desde el sindicato se espera «una sentencia ajustada a derecho que declare la vulneración de derechos fundamentales denunciados en la aplicación de este convenio colectivo».