Visita al inicio de las obras de ampliacion del calado en el muelle raos1 del puerto de Santander

Adjudicadas en 5,3 millones y con un plazo de ejecución de nueves meses, el inicio de las obras ha contado con la visita del presidente cántabro, Ignacio Diego, que ha destacado que se trata de una obra «muy esperada«, que permitirá «dar mejor servicio a las empresas y a los clientes finales«. 

Esta actuación permitirá que la terminal de carbón sea en el futuro más eficiente, con barcos de mayor calado y más carga e incremento de tráficos.

La actuación que se inicia esta semana en Raos1, tiene por objeto incrementar el calado en el muelle en dos metros, pasando de 13 a 15 metros en una superficie de 50 metros de ancho por 285 metros de largo.

De esta forma, se aumentará la capacidad actual del muelle dedicado al tráfico de graneles sólidos, mercancía en general y contenedores, lo que permitirá el atraque de buques de mayor calado.

Las obras van a consistir en la mejora del terreno de cimentación de los cajones del muelle, el dragado del fondo y el adelantamiento de la línea de atraque.

Compleja ejecución técnica

La primera de las fases, la mejora del terreno, tiene como objetivo asegurar la zona de apoyo del muelle ante la variación de la cota del mismo.

Para ello, se va a utilizar la técnica denominada ‘jet grouting’, que consiste en la inyección en el terreno de material cementante a través de uno o varios chorros a gran velocidad, lo que produce la rotura y reestructuración del terreno y la mezcla de todos los materiales. Al endurecer se consigue una columna muy resistente. Esta es la parte «más compleja y la más cara» de la actuación y representa en torno al 80% del coste de la obra.

Este proceso se lleva a cabo a lo largo del muelle, construyendo columnas de 4 metros de diámetro y entre 13 y 18 metros de alto, que, una vez fraguadas y endurecidas, permiten el dragado de la fosa de atraque a lo largo de toda la alimentación de Raos 1. Finalmente, se procederá al adelantamiento de las defensas del muelle hasta alinearlas con el inicio de la nueva cota de los 15 metros.

Nuevas mejoras de calado

Tras completar esta obra y, como parte de la actuación, está previsto dragar alrededor de un metro en zonas anexas, de manera que puedan acceder a través de ellas los grandes barcos que amarrarán en la zona de Muelle 1.

Estas mejoras supondrán nuevas inversiones en la modernización del puerto de Santander y la previsión es que los primeros estudios sobre este trabajo se comiencen a lo largo de 2014.