La Autoridad Portuaria de Almería ha iniciado las obras de la primera fase del proyecto de adecuación para nuevos usos del puerto pesquero, con la demolición de las viejas naves portuarias y casetas de pescadores.

Los trabajos tienen como objetivo la modernización de esta zona y la mejora de las condiciones y el marco de trabajo del sector pesquero, con una inversión de 701.204 euros y un plazo de ejecución de seis meses a cargo de Construcciones Nila.

Una vez que finalice la demolición y triturado de las viejas naves y barracones, se llevará a cabo la urbanización del espacio, que se destinará a nuevos usos.

El proyecto, entre otras actuaciones, incluye la construcción de varias explanadas, la iluminación de la explanada pavimentada, la adecuación de las fachadas de dos barracones de pescadores, así como la modificación de la actual vía de servicio.

La Autoridad Portuaria también tiene prevista la instalación de otros dos pantalanes, así como una rampa para embarcaciones, y próximamente se licitarán las obras de construcción de un centro de segundas ventas de pescado en el edificio de la antigua lonja, en un nuevo avance para la integración del puerto en la capital almeriense.