Diversos clientes de toda Europa han empezado a realizar pruebas con diez prototipos de la Ford E-Transit con operaciones reales en los sectores postal, municipal y servicios públicos, última milla y entrega de comestibles en Alemania, Noruega y el Reino Unido durante períodos que oscilan de los seis meses a un año.

La marca ha incluido entre la flota para pruebas una gama completa de variantes del vehículo eléctrico que incluye furgonetas, furgonetas de doble cabina y derivados de chasis con cabina con masas brutas de vehículos de 3,5 a 4,25 toneladas, así como una variedad de conversiones.

Entre las variantes se encuentran carrocerías con caja refrigerada para entrega de comestibles, cajas abatibles para el sector de la construcción con balizas de luz y sensores de peso, volquetes enjaulados para la recogida de basuras, cajas de reparto de última milla con mampara de paso y suspensión neumática trasera  y furgones de reparto de última milla con estanterías internas adheridas, mampara de paso y asiento abatible delantero.

Estos ensayos marcan la última fase en el desarrollo de la nueva furgoneta eléctrica del fabricante norteamericano, tras diversas pruebas en instalaciones de ingeniería de Ford, y servirán para comprobar el funcionamiento en condiciones reales e incorporar posibles modificaciones para adaptar el modelo a sus usos operativos.