En la plataforma logística que tiene Amazon en Sevilla se ha registrado, según Comisiones Obreras, el último enfrentamiento del gigante del comercio electrónico con los representantes sindicales, circunstancia que se viene produciendo regularmente en diferentes instalaciones de la multinacional estadounidense en todo el planeta.

Así pues, Comisiones Obreras se ha concentrado ante la instalación sevillana de Amazon para denunciar la, a su juicio, «persecución sindical a la que son sometidos sus trabajadores».

Según la central sindical, «la intransigencia demostrada por la empresa Amazon contra sus trabajadores y trabajadoras se pone de manifiesto no solo en su día a día y en sus métodos de control, sino que atenta directamente contra la dignidad de su propio personal, que es su principal valedor«.

En esta misma línea, el sindicato defiende que las prácticas laborales del e-tailer estadounidense, basadas, en su opinión, «en métodos y tiempos de productividad, ponen en jaque a todas las personas trabajadoras llevándolas a situaciones de estrés inadmisibles«.

Por ello, considera que «el control sobre los riesgos psicosociales en esta empresa están mas que nunca en tela de juicio« y afirma que estará vigilante para que se cumplan las condicionales laborales que defienden para los trabajadores de Amazon.