El conflicto laboral que enfrenta a la filial de Amazon en España con los trabajadores de su plataforma logística de San Fernando sigue sumando meses y, tras vivir un relajamiento, parece que vuelve a enconarse, a la vista de los acontecimientos que se suceden en las últimas semanas.

A la convocatoria de diferentes jornadas de huelga para el período de máxima actividad de Amazon, coincidiendo con el ‘Black Friday’ y las navidades, en los últimos días le ha seguido la denuncia presentada por Comisiones Obreras ante la Inspección de Trabajo por el, a su juicio, «bloqueo deliberado de la empresa a la mesa negociadora del Plan de Igualdad».

El sindicato estima que tras quedar constituida la mesa negociadora del plan de igualdad de la empresa en junio, Amazon habría ido dilatando sus trabajos, alegando no tener potestad de decisión en julio y acumulación de trabajo, así como falta de tiempo en septiembre.

Ya en octubre, la actitud del gigante norteamericano del comercio electrónico en octubre le lleva a pensar a Comisiones Obreras a que existe una «situación clara de bloqueo de la negociación».

La huelga sigue adelante

Ante todas estas circunstancias, la central sindical ha puesto en conocimiento de la Inspección de Trabajo, «que Amazon Spain Fulfillment sigue sin convocar a la mesa negociadora, sigue sin entregar los datos que tenía que haber entregado junto con el diagnóstico de situación de género en el conjunto de la empresa, y sigue poniendo trabas y disculpas a su reiterada falta de respeto a la negociación y al conjunto de la plantilla».

En este mismo sentido, esta misma semana ha tenido lugar un último acto de conciliación ante el Instituto Laboral sin que se haya llegado a ningún avenimiento entre las partes y las jornadas de huelga planteadas para el 23 y el 24 de noviembre siguen adelante con piquetes informativos ya organizados.

Mientras tanto, Amazon se prepara para desviar la mayor parte de la actividad de su plataforma del municipio madrileño de San Fernando a otras instalaciones del país para evitar que el negocio se resienta en su mayor pico de actividad del año.