Comisiones Obreras ha iniciado una ronda de desplazamientos por distintas regiones para dar a conocer las acciones que se van a llevar a cabo para solicitar la jubilación anticipada del personal conductor profesional, dada la penosidad y peligrosidad de la profesión.

Esta semana, representantes del sindicato han hecho campaña en Castilla La Mancha, La Rioja y Navarra en favor de esta reivindicación, con el fin de generar la movilización de todo el sector.

La central sindical reclama que se incluya a los conductores profesionales de camión entre las actividades penosas, con el fin de que se le puedan aplicar coeficientes reductores para adelantar la jubilación en el colectivo.

La central sindical argumenta que en 2009 ya se incluyó al transporte de mercancías por carretera y de pasajeros como sectores de actividad prioritarios por su elevada siniestralidad y por su exposición a factores de penosidad, peligrosidad y toxicidad, pero, sin embargo, los conductores, según su criterio, no tienen reconocida ninguna enfermedad profesional, a pesar de que diversos estudios revelan daños por ruido, vibraciones, exposición a agentes químicos, riesgos ergonómicos, turnicidad y alteraciones del sueño, estrés o factores psicosociales en su actividad.

De igual manera, el sindicato también señala que la edad constituye un factor determinante en la pérdida o disminución de capacidades motoras, sensoriales y cognitivas, y que en un plazo de entre cinco y diez años la mayoría de conductores en carretera va a tener alrededor de 60 años.

Con esta medida, Comisiones Obreras quiere que se equipare a loa chóferes con otros colectivos como los trabajadores del mar, los ferroviarios y el personal de vuelo, entre otros.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px