Dada la consideración del transporte de mercancías y de la distribución como sectores esenciales para el mantenimiento del abastecimiento mientras dure el estado de alarma, Comisiones Obreras pone el foco sobre el riesgo que corren los trabajadores de estos sectores.

El sindicato denuncia que estos profesionales llevan a cabo su labor «sin medios preventivos de seguridad» y que no disponen de acceso a «lugares desinfectados con servicios de higiene personal, alimentación y descanso» , circunstancias que, a su juicio, «hacen que aumente el riesgo en la cadena logística de abastecimiento y en la del transporte de mercancías».

Por estos motivos, la central sindical solicita que el Gobierno clasifique a los trabajadores de las empresas de transporte de logística y almacenaje, como colectivo de alto riesgo mientras que dure el estado de alarma.

De igual modo, también reclama que se desbloquee de forma urgente desbloquee la dotación de medios preventivos de seguridad y que se garantice el acceso de este personal durante su jornada laboral a lugares desinfectados que dispongan de servicios de higiene personal, alimentación y descanso.

Así mismo, Comisiones Obreras también hace un llamamiento a las empresas del sector para que respeten las normas laborales en el sector en estas circunstancias, sin abusar de las medidas legales establecidas para facilitar las labores de reparto y transporte de mercancías.

El sindicato dice haber recibido «un gran número de llamadas de profesionales de la conducción, denunciando que sus empleadores les trasladan instrucciones para que no hagan uso del tacógrafo de manera correcta«.