Proyecto TEPR

Proyecto TEPR

Viajar entre Estados Unidos y Europa por carretera podría ser una realidad más cercana de lo que parece a priori. En concreto, este es el plan de Vladimir Yakunin, presidente de la empresa pública de ferrocarriles ‘RZHD’, que ha presentado su proyecto ante la Academia rusa de las ciencias de Moscú, según ha recogido el diario ‘Siberian Times’.

En concreto, el plan pasa por construir una gigantesca carretera de más de 21.000 kilómetros que comenzará en Londres y acabará en Nueva York, pasando por Rusia. Para ello, la vía uniría la frontera oriental de Rusia con el estado de Alaska, cruzando la franja del mar de Bering que separa ambas regiones.

El proyecto, que lleva el nombre de ‘Trans-Eurasian Belt Development’, TEPR, seguiría la ruta del ferrocarril transiberiano y también incluiría la construcción de tuberías de petróleo y gas, instalaciones para el suministro de electricidad, agua, etc.

A lo largo de sus 21.000 kilómetros, la carretera pasará por ciudades como Londres, en Reino Unido, Moscú, Rusia, Nome y Fairbanks, en Alaska, y Nueva York, en Estados Unidos. Sin embargo, aún no se ha concretado cómo será la ruta cuando atraviese el mar o cómo se llevará a cabo el proyecto.

Además, tampoco se conoce cómo se sufragará este macroproyecto ni cuál será el presupuesto; ni siquiera está aprobado por alguna autoridad que tenga competencia en la materia. Sin embargo, se ha afirmado que el desembolso inicial de «miles de millones de dólares» podría verse recompensado con los ingresos que generará la carretera.

El objetivo para Rusia será convertir al país en un centro global de transportes, un puente entre Europa, Asia y América del Norte, y una forma de revitalizar su economía, así como atraer nuevo turismo.