servicio de DHL para el sector farma y de biomedicina

Servicio de DHL para el sector farma y de biomedicina

“El imperativo de la resiliencia: reinvención de las cadenas de suministro farmacéutica y sanitaria”informe elaborado por DHL Supply Chain que se puede descargar en este enlace (en formato pdf, en inglés, de 24 páginas, 1,4  Mb).

En el informe “El imperativo de la resiliencia: reinvención de las cadenas de suministro farmacéutica y sanitaria”, DHL Supply Chain identifica los principales desafíos que afectarán a este sector en los próximos años. En general, se señala que se debe repensar el modelo económico y encontrar vías para reducir costes en un contexto que será “imposible mantener los anteriores márgenes ni niveles de facturación”.

Una de las cuestiones a las que tendrán que hacer frente las compañías del sector farmacéutico y sanitario será tratar de configurar y adaptar su negocio para cada mercado, es decir, cumplir con la regulación y los límites inherentes a cada sistema de sanidad. Cuando se añaden restricciones de producción, control de temperatura, conformidad y otros factores, la cadena de suministro se vuelve muy compleja y requiere un alto grado de especialización y profesionalización.

De este modo, el operador logístico recomienda que las compañías de este sector reevaluen y evolucionen su aproximación a la gestión de la cadena de suministro si quieren sobrevivir a los nuevos retos a que se enfrenta el mercado y que pueden generar graves trastornos si no se afrontan correctamente.

El nuevo mercado podría exigir un modelo de cadena de suministro más resiliente y adaptable, que permita realizar una gestión global e integrada, reducir costes y ganar flexibilidad para adecuarse a los cambios de su industria.

Cómo estructurar la cadena de suministro

DHL ha identificado tres tendencias clave a tener en cuenta a la hora de estructurar una cadena de suministro de este sector; la expiración de patentes, la continua evolución de productos y la erosión de beneficios.

Según el informe, en 2012 se perdieron ventas de cerca de 27.900 millones de euros por la transformación en genéricos de medicamentos cuya exclusiva de patente había expirado. A esto hay que sumar pérdidas en la industria de la salud en todo el mundo cercanas a los 525.800 millones de euros a causa de, principalmente, los recortes públicos en el sistema sanitario de muchos países.

Por ello, en este contexto se recomienda que se organice una cadena de suministro con una óptima relación entre costes y eficiencia que, además, sea muy flexible para cubrir las necesidades del incesante incremento de la demanda que están experimentando los productos de la salud por parte de consumidores de todo el mundo.

En paralelo, los productos sanitarios de mayor valor añadido, menos expuestos a la caída de las ventas, han de ser especialmente cuidados dentro de la cadena de suministro. Se trata de  productos farma-biológicos muy sensibles, dispositivos médicos con gamas muy diversificadas, etc, que exigen requisitos de conservación y límites entrega muy estrictos.

Mercados emergentes

Se espera que en 2050 más de un tercio de la población mundial tenga más de 60 años. Además, las crecientes clases medias de países emergentes como Brasil, Rusia, India, China o México son una enorme oportunidad para la industria de la salud y puede ser un gran reto si no se está preparado para atender a su demanda.

Para lograr esta adaptación, DHL recomienda adoptar modelos de negocio que cubran un amplio espectro geográfico y cadenas de suministro hechas a medida, capaces de distribuir un mayor volumen de productos y a un mayor número de puntos de entrega, como hospitales, hogares, farmacias, parafarmacias, etc.

El problema creciente del contrabando ha llevado a los reguladores a controlar de forma estricta y diversa la integridad de producto para el sector farmacéutico y sanitario. La seguridad reforzada y la protección de datos añaden presión en toda la cadena de suministro, ya que se requiere un riguroso proceso de codificación, muchas veces no sólo en los lote sino incluso a nivel unitario.

Adaptando la red a las necesidades cambiantes del mercado

En 2013, DHL Supply Chain ha incrementado en más de un 25% su red para el sector farmacéutico y sanitario con la creación de 30 nuevos centros logísticos, 12 de ellos en mercados emergentes, de tal forma que la compañía cuenta con 150 complejos que suman más de 2.000.000 m² de almacén con una capacidad de más de 1,9 millones de palets y una plantilla especializada en el sector de 4.500 personas repartidas en todo el mundo.

En España, la compañía tiene operativos cinco centros logísticos para este sector, uno en Cataluña, dos en Madrid y dos en las Islas Canarias, desde donde gestiona cerca de 400.000 pedidos anuales y dedica un superficie cercana a los 42.000 m².  En ellos, trabajan más de 100 empleados.