C&A ha seleccionado a Checkpoint para desarrollar su proyecto RFID de identificación por radiofrecuencia, con el objetivo de analizar procesos y procedimientos en la recepción de mercancías, la reposición y los inventarios. El grupo textil ya había implementado años atrás con Checkpoint el etiquetado en origen, lo que supuso un punto de partida para la posible instalación de RFID.

Esta solución permite una reducción de las roturas de stock y un incremento de la disponibilidad de los artículos en las estanterías para facilitar la experiencia de compra de los clientes

El software Chekpoint´s OAT Foundation Suite proporciona una visibilidad del inventario precisa y en tiempo real en las áreas de recepción, trastienda y venta. En el día a día, esto significa que los trabajadores de C&A pueden hacer el conteo del inventario con un lector de mano RFID, de tal forma que los encargados de la tienda gestionan con máxima precisión el inventario. Como resultado, C&A conoce exactamente la cantidad de mercancía existente en cada tienda y en cada estantería, y puede detectar si es necesario reabastecerse.

El servicio de informes integrado en el software incluye datos de venta, stock y reposición que proporcionan al detallista de ropa una visibilidad completa y en tiempo real de su mercancía y las ventas.    

Además, las antenas RF/RFID de Checkpoint para las puertas de salida de la marca textil benefician tanto la visibilidad de inventario como la prevención de la pérdida, mientras que su diseño ha sido especialmente desarrollado para que se adapte a la estética y el ambiente del establecimiento. Tanto si es colocada discretamente en el techo como si se instala a ambos lados de las puertas, esta solución perfecciona la prevención de pérdidas, puesto que las antenas solo activarán la alarma si un artículo que no ha sido pagado pasa entre las puertas de salida de la tienda.

Mientras tanto, en los puntos de venta equipados con lectores RFID, los trabajadores de las tiendas pueden colocar al mismo tiempo varios productos sobre el mostrador, donde son leídos y procesados durante la transacción. Esta característica reduce el riesgo de que el empleado olvide escanear un artículo. A continuación, las etiquetas RF/RFID se pueden desactivar fácilmente con la solución de desactivación de alto rendimiento de Checkpoint, que permite al cliente salir de la tienda sin que se produzcan falsas alarmas.