Sergio Úbeda Munárriz, ingeniero industrial por la Universidad de Navarra, ha desarrollado en su tesis doctoral un algoritmo que permite generar rutas eficientes de vehículos desde el punto de vista medioambiental, más limpias y menos contaminantes.

La tesis analiza los modelos de estimación de emisiones de CO2 y los modelos desarrollados para calcular y planificar rutas de transporte de mercancías.

Úbeda ha señalado que no presenta un nuevo modelo, sino una “adaptación a los métodos existentes” con el objetivo de que éstos sean “capaces de incluir la variable medioambiental y calcular aquellas rutas que generen menores niveles de emisiones contaminantes«. En este caso lo que cambia es el objetivo del problema, “antes construíamos las rutas más cortas o más económicas y ahora las más limpias o menos contaminantes«.

Asimismo, Úbeda ha destacado que las empresas de transporte sólo tienen control sobre las características del vehículo y la carga transportada. Por lo tanto, la investigación se ha centrado en ese aspecto.

La función que han diseñado permite estimar el consumo de combustible y el factor de emisiones para diversos tipos de vehículos en función de las características del proceso de distribución, teniendo en cuenta las características de la red de distribución, la carga transportada y la secuencia de reparto.

El algoritmo desarrollado se aplicó para resolver una serie de casos basados en datos de distribución del Grupo Eroski, con quien la UPNA firmó un acuerdo marco cuyo objetivo era analizar las potencialidades de la actividad logística del grupo en materia medioambiental.

Rutas más verdes

Según explica este investigador, en general, el criterio de optimización de emisiones garantiza la construcción de las rutas más verdes.

No obstante, ha apuntado, «se ha observado que no siempre las rutas más cortas son las más sostenibles y, en ocasiones, existe divergencia entre los objetivos de eficiencia medioambiental y eficiencia en términos de distancia y coste«.

Diseñan un algoritmo que genera rutas mediambientales eficientes

Tomando como base el valor actual del mercado de derechos de emisiones de CO2, incorporar el coste externo a la contabilidad de gasto de transporte representaría un incremento aproximado del 2% del coste actual. Este coste se vería también incrementado si se tuvieran en cuenta otros factores externos como el ruido o la congestión del tráfico.

En aquellos casos en que ha habido divergencia de soluciones entre objetivos, la principal variación se ha producido en el orden de visita de clientes. Este orden se ve afectado por dos de los parámetros que controlan el nivel de emisiones: la distancia entre clientes y la cantidad de carga transportada entre ambos.

«Esto muestra cómo el diseño de la red de distribución y su optimización contribuye a minimizar el impacto medioambiental que generan las actividades de transporte y la importancia de tener en cuenta la variable medioambiental a la hora de optimizar la logística de las operaciones de transporte«, ha explicado Úbeda.

En resumen, según Sergio Úbeda, los resultados de la investigación ofrecen una nueva visión empresarial sobre la “gestión integrada del transporte y sus efectos ambientales” y sus conclusiones tienen una “aplicación práctica en el sector de la distribución de bienes de consumo«.

En este sentido, se indica que prácticas como la consolidación o la incorporación de cargas en los retornos en vacío son eficientes tanto medioambientalmente como en términos de costes.