Visibilidad de la cadena de suministro

Es preciso eliminar las complejidades de la cadena de suministro.

El proveedor de soluciones para la cadena de suministro Zetes ha analizado la manera de lograr visibilidad en la cadena de suministro, teniendo en cuenta su creciente complejidad, con más distribuidores, un mayor alcance geográfico y un número cada vez más elevado de artículos y pedidos de distintos tamaños.

Así, es necesario realizar un análisis exhaustivo de los procesos operativos para definir cuáles son los datos más relevantes que se deben capturar y compartir.

Para ello, deben eliminarse las complejidades de la cadena de suministro, definiendo los pasos imprescindibles para garantizar la continuidad operativa, para lo que es preciso basarse en los sistemas y procesos utilizados, que han de ser eficientes y con el menor impacto posible en el entorno funcional y técnico. 

Además, para lograr visibilidad la empresa debería compartir información esencial con todas las partes interesadasLos integrantes de la cadena de suministro, tanto internos y externos, han de tener la capacidad suficiente para verla y compartirla, incluso los proveedores de menor tamaño y alejados geográficamente, que utilizan procesos tradicionales.

Por lo tanto, se requiere una plataforma de datos compartidos (‘Data Event Execution Platform’) intuitiva, que permita la comunicación directa con los distintos sistemas informáticos utilizados por los proveedores, y que disponga de complementos fáciles de utilizar e integrar para recopilar los datos en distintas fases de la cadena de suministro.

Otro de los puntos a tener en cuenta es la capacidad de reacción inmediata ante los imprevistos. Cuanto antes se reaccione, más fácil será limitar o evitar las repercusiones negativas en la operativa. 

Las posibles soluciones pueden incluir la búsqueda de una fuente de suministro alternativa, el uso del ‘stock‘ de emergencia o la reubicación de los productos en fase de envío. 

Resolución de problemas y reducción de riesgos

Tras el correcto desarrollo de estos procesos, la visibilidad de la cadena de suministro permitirá resolver cualquier problema facilitando la toma de decisiones, lo cual elimina o reduce el riesgo de que los pedidos se tramiten de forma incorrecta, incompleta o con retraso.

Además, disminuirá el coste de las medidas correctivas y será posible analizar y comprender mejor los incidentes pasados para ganar en eficiencia operativa de cara al futuro.

De este modo, se fomentará la agilidad empresarial y la colaboración externa, potenciando a su vez la innovación, lo que se traduce en una mejora de los niveles de servicio, reducción de los costes, más competitividad y mayor generación de valor.