En el marco del proyecto Modelroad, el centro tecnológico Itene está investigando cómo aumentar la sostenibilidad logística de las rutas de larga distribución y última milla desde el punto de vista técnico, económico y medioambiental.

Esta iniciativa, que cuenta con el respaldo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial a través de los fondos Feder, tiene como último objetivo mejorar la eficiencia en la distribución aumentando la seguridad durante el transporte, así como la reducción de los costes y emisiones asociados.

Para lograrlo, se utilizará un dispositivo medidor de aceleraciones desarrollado por Itene, que permite conocer la aceleración a la que se ve sometida la carga en las rutas más habituales en los diferentes tipos de flota utilizados en la distribución. Esto incluye camiones o furgonetas de diferentes tamaños y con diversas motorizaciones y tecnologías.

Además, se van a desarrollar una serie de protocolos de ensayo asociados a las rutas de distribución monitorizadas para mejorar la optimización del embalaje de los productos transportados.

De este modo, se podrán elaborar diseños que incluyan las características técnicas y estructurales necesarias para superar los riesgos que identificados. Como resultado, aumentará la seguridad de las cargas y se reducirán los costes por pérdida de producto.

Por otra parte, en el marco de Modelroad se realizará un análisis y comparativa de los costes económicos, sociales y medioambientales asociados a las rutas de distribución de larga distancia y de última milla.