nueva-grua-malaccamax-en-noatum-valencia

Se han desarrollado indicadores clave para la planificación de tareas, la asignación de recursos y la mejora de la eficiencia operativa.

La Fundación Valenciaport ha colaborado con el Instituto Tecnológico de Informática en el proyecto europeo ‘Transforming Transport‘ para poner en marcha un piloto en la terminal de Noatum del puerto de Valencia con el fin de comprobar si el ‘Big Data‘ puede ser utilizado para optimizar la cadena logística portuaria.

En el marco de la investigación en sectores como el aeroportuario o el ferroviario, se ha determinado que su uso podría reducir drásticamente las emisiones de CO2 y el consumo de combustible, proporcionando unos beneficios totales en torno a los 500.000 millones de dólares (428.082 millones de euros) y mejorando sustancialmente la eficiencia de las operaciones.

El piloto, que se lleva a cabo desde hace un año y medio, combina la información de distintas aplicaciones informáticas que utilizan Noatum y el puerto junto con información en tiempo real de cómo están funcionando las grúas y camiones en la terminal.

En concreto, se han desarrollado indicadores clave para la planificación de tareas, la optimización de la asignación de recursos y la mejora de la eficiencia de las operaciones, y que el terminalista puede consultar a través de una web.

También se está trabajando en la puesta en marcha de un modelo de mantenimiento predictivo en las grúas que operan en la terminal mediante la sensorización y monitorización con dispositivos que incorporan tecnología del Internet de las Cosas, IoT. El objetivo es poder recibir alertas sobre las necesidades de mantenimiento y evitar paradas en el proceso logístico.

Estas decisiones actualmente se toman gracias a la experiencia de las personas involucradas en el proceso, aunque el ‘Big Data‘ permite tomar decisiones basadas en los datos y no en consideraciones humanas.