El diseño inteligente del envase puede ahorrar muchas veces los costes de envio

Existe una complejidad inherente a la cadena de suministro, con múltiples sistemas para gestionar procesos interconectados. Por eso, la gestión de la cadena de suministro trata fundamentalmente de equilibrar prioridades que muchas veces pueden competir entre ellas.

Por ejemplo, ¿cómo se puede conciliar la disponibilidad de producto con una gestión de niveles de inventario, y la eficiencia productiva con el mantenimiento de la calidad?.

El inventario, la distribución, la producción, la adquisición y el transporte son algunos de los costes principales de la cadena de suministro. Ser capaz de minimizarlos es una ventaja que las mejores empresas utilizan constantemente para ser más competitivas.

Por ejemplo, Ikea ha rediseñado su taza «Bang» muchas veces para ahorrar en los costes de envío. Originalmente cabían 864 tazas en un palet, tras el rediseño cupieron 1.280 tazas y con un nuevo rediseño se llegó a las 2.024 tazas.

Esto evidencia que el diseño inteligente del envase y la capacidad de prestar atención a los detalles, lograron reducir sus costes de envío en un 60%.

En la jornada organizada para el próximo martes 17 en Madrid, se pretende dar respuesta a los retos actuales en la cadena de suministro, mediante aplicaciones de análisis con tecnología Qlik orientadas a SCM.

Participan expertos como SAND y SDG Group, que desarrollan aplicaciones de análisis con tecnología Qlik orientadas a SCM. También se expondrá la experiencia de un distribuidor de productos y servicios a comercios de proximidad en España.

Datos de la convocatoria: 

• Lugar: Sede de Qlik en Madrid
• Fecha: 17 de noviembre de 2015
• Programa e inscripción: gratuita, en este enlace