trafico aereo en el aeropuerto de Madrid Barajas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la propuesta de Aena de congelación de sus tarifas aeroportuarias para 2015, pero advierte al mismo tiempo que el mantenimiento de las mismas hasta 2025 implicaría «un riesgo de déficit excesivo».

Estas consideraciones aparecen recogidas en una resolución del regulador acerca de la propuesta de tarifas de Aena para 2015, en la que se considera que el planteamiento del gestor aeroportuario responde a criterios «de no discriminación, objetividad y transparencia, garantizando la sostenilidad de los aeropuertos».

No obstante, la CNMC aprovecha para instar a Aena a mejorar la información financiera suministrada y los plazos para su análisis, y al mismo tiempo se muestra crítica con la congelación tarifaria hasta 2025 incluida en la disposición transitoria sexta del real decreto ley 8/2014.

«La contención tarifaria a tan largo plazo que no vaya  acompasada de una evolución similar de los costes a recuperar por el gestor aeroportuario, como sucedió en 2010″, obligaría a recuperar dichas desviaciones «con incrementos abruptos». En este contexto, «extender las limitaciones a las variaciones tarifarias más allá del 2018 conlleva unos riesgos excesivos», señala.

Sobre la congelación de 2015, la CNMC reconoce que la propuesta «conllevaría un déficit», aunque, a la vista de los datos de evolución de tráfico disponibles de 2014, «los resultados reales podrían ser mejores de los previstos».

Asimismo, la CNMC valora positivamente las demás medidas incluidas por Aena en su propuesta con el acuerdo de las asociaciones de compañías aéreas y de aviación, que se refieren al incremento de los descuentos a los pasajeros en conexión o tránsito, el mantenimiento de las bonificaciones al crecimiento del tráfico y eliminación la tasa de pasajero, pasajeros con movilidad reducida y seguridad para las aeronaves de menos de cinco toneladas de peso al despegue.

En lo referido al déficit acumulado por Aena, la CNMC señala que en 2013 se alcanzó un déficit real de 179,3 millones de euros que, de acuerdo con la normativa vigente, podrá recuperarse en próximos ejercicios.