La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, ha abierto un expediente sancionador a varias empresas de fabricación y suministro de material ferroviario por detectar posibles acuerdos entre las compañías para repartirse los contratos públicos convocados por Adif.

En concreto, el motivo son posibles prácticas restrictivas de la competencia prohibidas en el artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, así como en el artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Las empresas incluidas en el expediente son Duro Felguera, Amurrio Ferrocarril y Equipos, Jez Sistemas Ferroviarios y Talleres Alegría.

El expediente es consecuencia de la investigación que la CNMC abrió tras recibir un escrito de Adif, en el que solicitaba un informe sobre determinados procedimientos de contratación realizados y aportaba información sobre los mismos.

En el marco de la investigación preliminar, la Dirección de Competencia ya ha realizado registros en las sedes de Amurrio, Felguera, Jez y Talleres Alegría.

A raíz de la documentación recabada en estas inspecciones y de la documentación aportada por Adif, la CNMC considera que «existen indicios racionales» de prácticas prohibidas en la Ley de Defensa de la Competencia y el TFUE.

En concreto, el ‘superregulador’ indica que las compañías expedientadas supuestamente alcanzaron acuerdos para el reparto del mercado, la fijación de precios y otras condiciones comerciales, y el intercambio de información comercial sensible en relación con el suministro de desvíos ferroviarios en los procedimientos de contratación convocados por Adif.

Por último, el organismo ha recordado que la apertura de este expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. La comisión ha abierto un periodo de 18 meses para instruir el expediente y resolverlo.