Competencia ha abierto un expediente sancionador a Correos al constatar una posible situación de abuso de posición de dominio.

En este sentido, según el organismo regulador, «la existencia de elevados descuentos a grandes clientes, con el resultado de unos ingresos unitarios muy por debajo de sus costes y unos precios pagados por estos clientes que no responden exclusivamente al ahorro de costes que generan».

Con estos descuentos, el operador postal público, la fidelización de este tipo de clientes y, consecuentemente, «habrían tenido un efecto exclusionario en el mercado minorista de prestación de servicios postales tradicionales de carta a remitentes de envíos masivos de correo, desde, al menos, el año 2015 y hasta el año 2019″.

Según los datos que maneja Competencia, Correos ha sido el líder del sector postal tradicional, con una cuota de mercado en 2017 del 86,4% en el envío de cartas, obedeciendo una parte muy relevante de su facturación bruta, a los clientes que obtienen descuentos.

Con la incoación de este expediente se abre ahora un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para su resolución definitiva por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.