ITV para camiones

Inspección técnica de vehículos para camiones

Estudio sobre el mercado del servicio de inspección técnica de vehículos de la CNMCse puede descargarse en este enlace (disponible en formato pdf, de 99 páginas, 3,1 Mb).

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha realizado un estudio sobre los servicios de inspección técnica de vehículos (ITV) en España, en el que recomienda a las comunidades autónomas que utilicen un régimen de autorización en lugar de uno de concesión, lo que no limitaría el número de operadores.

Actualmente, en España, el servicio de ITV se ofrece mediante prestación directa por parte de la Administración, concesiones administrativas de larga duración y a través de autorización, con entrada y precios libres.

En este sentido, el documento indica que, en concreto, el régimen de concesión administrativa, utilizado en algunas comunidades autónomas, representa una limitación del número de operadores y de su capacidad de competencia e impide que los usuarios accedan a «importantes beneficios».

No obstante, señala que el paso a este modelo de mercado puede encontrar dificultades legales, por lo que aconseja la adopción de medidas «pro competitivas» en las comunidades en las que se utilice la concesión, como el aumento del número de operadores, no seguir prorrogando los plazos de las mismas o reducir la intervención sobre los parámetros del ejercicio de la actividad.

En esta línea, insta a una colaboración entre todas las administraciones competentes para lograr un resultado de las inspecciones «más coherente» en el territorio nacional, así como a analizar las condiciones particulares existentes en cada mercado y establecer requisitos que sean «necesarios y proporcionales».

Así, aboga por que la normativa nacional continúe aportando un marco flexible y abierto para que las comunidades autónomas establezcan el régimen que mejor se adapte a sus condiciones particulares.

La Comisión considera «positiva» la eliminación de las incompatibilidades accionariales y generalizar la necesidad de acreditación previa, aunque defiende seguir eliminando las restricciones que no sean proporcionales, en especial las obligaciones de dimensión mínima, que establece que todas las estaciones tengan un mínimo de líneas de extinción.

«Prima» el criterio económico

En respuesta a la CNMC, la Asociación española de entidades colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (Aeca-ITV) ha asegurado que en su informe de recomendaciones sobre instalaciones de ITV «prima» el criterio económico y «perjudica seriamente» el de la seguridad vial. 

En el caso de que se suprimiese el régimen de concesiones, la asociación advierte de que podría suceder que la misma empresa que vende y repara un vehículo sería la encargada de inspeccionarlo en sus propias instalaciones lo que podría dar lugar a «diagnósticos interesados» y afectaría a la seguridad vial.

La asociación de ITV también rechaza la recomendación de la CNMC referida a que se elimine la obligación de que todas las estaciones tengan un número mínimo de líneas de inspección y que tengan separación de actividades.

En este sentido, las ITV deben estar capacitadas y habilitadas para inspeccionar todo tipo de vehículos, lo que supone tener varías líneas de inspección y no individuales, como pretenden los concesionarios, denuncia la Aeca-ITV, ya que, si no se mantuviese esta política, los puntos de inspección de vehículos pesados, agrícolas o transporte escolar podrían reducirse notablemente o llegar a desaparecer en gran parte del territorio.

También advierte de que implantar modelos de autorización sin ninguna regulación provocaría una concentración «excesiva» de instalaciones en las zonas más rentables y ha recordado que las comunidades ya han comunicado al Ministerio de Industria, Energía y Turismo su oposición a la eliminación del régimen de incompatibilidades accionariales que defiende el Gobierno.

Por todo ello concluye que cualquier grupo económico que quiera entrar en el sector de las ITV debe hacerlo con las mismas reglas y condiciones que se exigen actualmente: capacitación para inspeccionar todo tipo de vehículos y todo tipo de revisiones.

Aniacam valora positivamente el informe

Sin embargo, no todo son quejas. La Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas, Aniacam, se ha mostrado de acuerdo con las conclusiones que se desprenden del estudio elaborado por la CNMC.

En lo referido a la liberalización de la implantación de las estaciones de inspección técnica de vehículos, según la asociación, «es una de las cosas que está pidiendo el sector desde hace tiempo, porque ello va a significar una mayor competencia de la que se va a beneficiar el usuario».

Con la implantación de esta liberalización «se conseguirá acercar las ITV’s a los usuarios» y de esta forma se podrá «reducir la elevada tasa de vehículos que hoy día no pasan la inspección»cerca del 8% del parque rodante, estima la asociación.

Sin embargo, Aniacam aboga por mantener la calidad en las revisiones, por lo que «no se deben rebajar las obligaciones de dimensiones mínimas de las líneas de inspección». Además, recuerda que, ya en su día, el Ministerio de Industria estudió detenidamente los requerimientos básicos para asegurar el nivel que se necesita en un asunto «que afecta de manera fundamental a la seguridad vial».