Transporte de mercancías por carretera en Galicia

Según la Federación Empresarial de Transporte de Mercancías por Carretera de Galicia, Fetram, las empresas del sector sobreviven a costa de bajar los precios para poder competir, ya que con sus tarifas cubren menos del 60% de los costes fijos por kilómetro de un vehículo articulado de carga general.

La Dirección General de Movilidad, dentro de la Consejería gallega de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, ha elaborado el Observatorio del Transporte de Mercancías por Carretera de Galicia, en donde se revela que un vehículo de estas características y con una media de cinco años de antigüedad tiene unos costes directos de 1,2 euros por kilómetro, mientras que el precio medio de estos servicios asciende a 0,70 euros, según Fetram. Con esto se cubriría sólo un 58% de los costes.

Desde la federación, se sostiene que los transportistas gallegos sobreviven gracias al estiramiento de la vida útil de los camiones, que antes de la crisis rondaba una media de seis años de antigüedad y ahora está en torno a los diez.

Envejecimiento del parque

En este sentido, el Observatorio refleja que a finales del pasado mes de junio, el 74% de la flota gallega superaba los seis años de antigüedad, mientras que un 44% tienen más de once años. Estos datos contrastan con los de 2008, cuando sólo un 54% superaba los seis años y un 25% sobrepasaba los once.

La Xunta de Galicia reconoce que este proceso de envejecimiento es “continuo” y “preocupante”, por las consecuencias que puede tener en la seguridad en la carretera y en el medio ambiente.

Por otro lado, según el informe, Galicia contaba en 2012 con 30.361 vehículos de transporte de mercancías, 4.892 menos que en 2008, cuando comenzó la crisis, lo que supone un descenso del 14%. Sólo entre 2011 y 2012, la flota se redujo un 7,7%. La caída más fuerte se ha producido en el sector privado, con 3.388 vehículos menos que en 2008. Actualmente, la flota de este segmento suma 19.835 vehículos, una cifra ligeramente inferior a la de 2006.

Así, el 65% de la flota actual es transporte de mercancías público, que se realiza por encargo para un tercero, mientras que el 35% restante es realizado por empresas que mueven sus propias mercancías, privado.

La Xunta atribuye parte de este descenso a la entrada en vigor de un decreto que exime a los vehículos de menos de 3.500 kilos de peso a obtener el título que le habilita para realizar servicios de transporte.

Asimismo, los sueldos de los trabajadores también se han visto reducidos alrededor del 40%, según el presidente del CIG de Transportes, Xesús Pastoriza, al igual que las condiciones laborales han alcanzado altos niveles de precariedad, tanto en Galicia como en España. La Conferencia Intersindical Gallega denuncia que hay desde trabajadores sin afiliar a la Seguridad Social hasta empresas que cobran a sus conductores por dormir en el camión o que les obligan a comer un bocadillo para evitarse el pago de dietas.

El efecto del céntimo sanitario

También se encuentra el conflicto con el céntimo sanitario, que a partir del próximo 1 de enero, cada litro de gasóleo costará 3,6 céntimos más en Galicia para todos los usuarios, al tener un recargo de 4,8 céntimos de euro, frente a los 1,2 que incluía hasta ahora. La tasa sobre la gasolina se duplicará al pasar de los actuales 2,4 céntimos a 4,8.

Esta subida de la tasa sólo afectará a los vehículos de menos de 7.500 kilos, a los de más de este peso se les devolverá el importe de la subida y seguirán pagando 1,2 euros.

Esta decisión de la Xunta ha llevado al transporte de mercancías a convocar para este pasado lunes  una movilización, convocada por Fegatrans y Fetram, que representan a los autónomos y pymes, y Fegatramer, de los grandes cargadores y transportistas.

Este incremento de las tasas puede suponer a un transportista un coste extraordinario de entre 100 y 300 euros al mes por camión, según los cálculos del sector.

Desde Fetram, se ha denunciado, además, la “desidia” del presidente de la Xunta, al que el sector pidió una reunión hace dos meses y aún no ha obtenido respuesta. «El transporte por carretera mueve el 84% de las mercancías del país y Renfe, que mueve el 5% recibe 500 millones de euros de subvención. No vamos a permitir una reconversión del sector a coste cero», ha advertido el presidente de Fetram, Fernando Teijeiro, a la vez que ha exigido una compensación a «uno de los sectores que más tributan».