Los cambios introducidos en los plazos administrativos relacionados con los permisos de conducir caducados existentes durante el estado de alarma han sufrido una nueva modificación, toda vez que la La Dirección General de Tráfico emitió una directriz a todas sus unidades en la que especifica que solamente podrán disfrutar de la prórroga de la validez los permisos y licencias de conducción que hayan caducado entre el 14 de marzo y el 31 de mayo.

Esto contradice además la propia nota que hizo la misma DGT el 7 de mayo, en la que indicaba que «los permisos de conducción que hayan caducado durante el estado de alarma mantienen su vigencia durante dicho periodo y hasta 60 días hábiles después de finalizado el mismo».

Sin embargo, la DGT ha comunicado a la patronal CETM que no se tramitarán denuncias a aquellos conductores que se encuentren con el permiso caducado durante el estado de alarma, aunque al tiempo recomiendan la renovación del permiso cuanto antes.

Pese a que la DGT justifica su actuación en que la reanudación de los plazos administrativos se produce por una decisión del Gobierno, desde CETM se considera que su actuación de la DGT no se ajusta a la realidad jurídica.

La organización empresarial considera «irracional que la DGT no cumpla con el plazo de 60 días establecido en la Orden INT/262/2020 para los carnets caducados a partir del 1 de junio y considera que este hecho genera una percepción de caos y de inseguridad jurídica en los conductores«.

De igual modo, califica de «contradictorio que desde la DGT no hayan informado de este asunto debidamente y aún sean muchos ciudadanos los que hayan pensado que la validez de su carnet se amplia hasta 60 días después de la finalización del estado de alarma».